domingo, 15 de mayo de 2011

Mensaje de Mariu para sus seres queridos


Para todas las personas que tanto quiero y que en forma tan hermosa me han enviado sus mensajes llenos de ternura, amor y apoyo:

Gracias a todos por los hermosos mensajes que me enviaron el día de la madre. Fueron el mejor y mas hermoso de los regalos. -Desde temprano llegaron todos mis amores con flores, tarjetas y lindos regalos y gracias a Dios y en razón a que ya me encontraba en los últimos días de la segunda quimioterapia, me sentí mejorcita y celebramos nuestro día con un delicioso almuerzo preparado por Dan en el nuevo apartamento de ellos, el cual es una belleza, lleno de luz, sol y buenas energías. Mi Munequincita no dejó de alegrarnos el día ni un minuto y tuvimos desde bailes hasta juegos y me olvidé de todo para celebrar ese día tan especial.

El pasado martes 10 de mayo vino de nuevo la tortura de la tercera quimioterapia, la cual ha sido terrible y me ha tenido totalmente postrada toda la semana. Hasta hoy domingo por la tardecita que estoy con todos, me mostraron los nuevos mensajes y sentí la necesidad de contestarles con unas letricas que les llevan todo mi cariñó y agradecimiento a todos y cada uno. Tener la certeza de que me estan acompañando, apoyando y encomendándome a Dios en sus oraciones, me hace sentir un gran bienestar, una paz inmensa y una fuerza más para seguir adelante. El próximo 24 de mayo tengo nuevas citas médicas en las cuales se decidirá si hay o no cuarta quimioterapia, dependiendo del tamaño en que esté el tumor y los pasos siguientes para la operación que tendrá que ser muy pronto, antes de que vayan a presentarse nuevos avances de la enfermedad. Ya los muchachos les estarán contando sobre las decisiones con respecto a lo que viene que es difícil, riesgoso e incierto. Confiamos en que Dios nos guié con su mano protectora y las decisiones que tomen tanto los médicos como nosotros, sean las acertadas, dentro de un abanico de 4 posibilidades planteadas. Por el momento solo le pido a Dios que me permita sentirme un poco mejor esta semana que viene pues estos últimos días y noches han sido verdaderamente agotadores. No dejen de rezar por mi y les envío a todos mi más estrecho abrazo de agradecimiento y de cariño, con la seguridad de que pronto volveremos a reunirnos, la vida volverá a sonreirme y toda esta pesadilla no será sino un recuerdo más de esos que nunca se traen a la mente y terminan olvidandose.

Besos y abrazos para todos,

Maria Eugenia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario